974 22 74 74 / 974 23 85 25 eduardogonzalez@mediadoresdeseguros.com

El seguro paga  422 millones de euros cada año para arreglar o indemnizar los daños causados por el fuego. Este es uno de los datos recogidos en el informe ‘¡Fuego! Los incendios asegurados en 2018- 2019’, elaborado por Estamos Seguros en colaboración con CEPREVEN y TECNIFUEGO.

Según recoge el estudio, la mayor parte de los inmuebles protegidos por el seguro frente a incendio son viviendas (89%). El resto, son comercios (4,7%), comunidades de propietarios (3,3%), industrias (1,4%) y otro tipo de espacios. Sin embargo, el peso de los hogares  es menor cuando se contemplan las indemnizaciones. Las familias reciben el 47% del dinero, mientras que las industrias ingresan el 28% y los comercios otro 13%.

Y esto sucede a pesar de que, segun informa Unespa, siete de cada 10 incendios que se producen cada año en nuestro país afectan a domicilios. La disparidad entre número de incendios e indemnizaciones es debida a que los daños causados por el fuego en fábricas y negocios es mayor que las de los hogares. Así, mientras que un incendio medio en un hogar conlleva el pago de 1.205 euros por parte del seguro, esta indemnización se duplica cuando se trata de comercios (2.416 euros) y casi se multiplica por ocho en el caso de industrias (9.486 euros).

Conclusiones y daños del fuego

El mayor número de los inmuebles asegurados frente a incendio se situa en las provincias con más población: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Sevilla. Sin embargo, los territorios donde es más habitual que se produzca un fuego son, por orden, Vizcaya, Barcelona, Madrid, Valencia y Alicante. Es decir, provincias en las que la industria tiene una presencia más relevante.

Otra conclusión interesante que desvela el informe es que las localidades más pequeñas (las que no llegan a los 50.000 habitantes), tienden a sufrir una proporción de incendios más elevada de la que les correspondería por su peso demográfico. Mientras, sucede lo opuesto con las grandes ciudades. En los municipios de más de medio millón de habitantes se desatan menos incendios de lo que cabría esperar por la cantidad de población que albergan.

Este dato, señala el informe, queda confirmado cuando se realiza una comparación de la gravedad media de los incendios por provincias. Así, Álava, León, Huesca, Santa Cruz de Tenerife y Lérida son los territorios que presentan fuegos con un coste medio más elevado. Más concretamente: indemnizar un incendio en estas zonas cuesta entre 3.000 y 13.000 euros. Se trata, en todos los casos, de provincias donde la población está repartida y donde no hay grandes áreas metropolitanas, como puede ocurrir en Madrid, Barcelona o Vizcaya, por ejemplo.

Por municipios, los incendios más llamativos se dan en Ceuta, San Cristóbal de la Laguna, Marbella, Manresa y Almería. En estas localidades, el fuego genera daños que indemniza el seguro por valor de entre 4.000 y 12.000 euros, según el caso.

Para la elaboración de este informe se han recopilado datos de 22 aseguradoras asociadas a Unespa que, juntas, acumulan un 75% de la cuota de mercado del seguro de multirriesgo en España.