974 22 74 74 / 974 23 85 25 eduardogonzalez@mediadoresdeseguros.com

El Ministerio de Economía envió lunes al Consejo de Estado un anteproyecto de ley de contratos de crédito inmobiliario con la idea de aprobar después del verano un proyecto de ley que, tras su tramitación parlamentaria, vea la luz como norma. Ese texto hará más fácil cambiar de una hipoteca variable a una fija y viceversa al abaratar los costes de subrogación en los que se incurre al cambiar el préstamo de banco o una modificación de las condiciones de la hipoteca, lo que se conoce como novación. De este modo el banco que concedió inicialmente el préstamo solo puede recibir una compensación por este cambio de condiciones en los tres primeros años de vida de la hipoteca y los gastos notariales, por ejemplo escritura, quedan reducidos ‘al mínimo’, según han explicado fuentes del departamento que dirige Luis de Guindos.
Por otra parte, se prohibirá la venta de paquetes de productos vinculados a las hipotecas, como seguros del hogar. Según han explicado fuentes del Ministerio, no podrán existir operaciones vinculadas salvo que se demuestre que son beneficiosas para el prestatario y que serán establecidas por el Banco de España.
También aumentan las exigencias informativas, concretamente, a la hora de firmar un préstamo hipotecario, el consumidor deberá recibir por parte del banco no solamente una ficha de información normalizada con las principales características del contrato, sino también otra estandarizada con advertencias en la que se incluyen cláusulas sensibles, como las cláusulas suelo. Además, esta ficha deberá incluir estimaciones con diversos escenarios de tipos de interés variables, una copia del contrato e información desglosada sobre qué parte debe abonar cada gasto hipotecario. La norma no establece a quién corresponde cada gasto, sino que deberán ser ambas partes las que lo acuerden.

Share